Se le llama cáncer de mamas a aquellos canceres que surgen de las células del seno. Es importante aclarar que las mamas o senos están presentes en hombres y mujeres, pero en mujeres están mas desarrolladas debido a su función en la producción de leche.

El cáncer de mamas se produce principalmente en mujeres y es uno de los cánceres que produce mas mortalidad en ellas. En el caso de los hombres este cáncer es 100 veces menos común que entre las mujeres. Esto se debe principalmente a la menor cantidad de hormonas femeninas (estrógeno y progesterona) presente en los hombres.
La mamografía sirve para detectar precozmente lesiones que podrían indicar un posible cáncer. Como en todo cáncer mientras antes sea detectado mejor pronóstico tendrá el paciente y mas posibilidades de acceder a un tratamiento eficaz.
En una mamografía será posible observar signos o estructuras anormales en la mama, muchos de los cuales pueden corresponder a nódulos pequeños y microcalcificaciones que suelen ser signos benignos. Si existen sospechas se solicitarán mas exámenes.
Las mamografías no son infalibles, lo que produce falsos negativos (el examen dice que no hay cáncer, pero en realidad sí hay). Estos errores en el examen se producen por mamas de excesiva densidad (generalmente en mujeres jóvenes). Por lo que si existen dudas se procede a otros exámenes de apoyo como la ecografía de mamas. La mamografía regular (cada uno o dos años) también ayuda a reducir la posibilidad de un falso negativo.
Como en la mayoría de los cánceres el pronostico es mejor cuando la detección es temprana, es decir, en estadios iniciales del cáncer. De hecho, tanto en Chile como en otros países los exámenes preventivos han permitido reducir la mortalidad debido a este cáncer.
La mayor parte de los casos de cáncer de mama se concentra a partir de los 45 años y la probabilidad de desarrollarlo aumenta con la edad.
En Chile, el AUGE cubre una mamografía preventiva cada tres años a mujeres de entre 50 y 54 años como parte del Examen de Medicina Preventiva al que tienen acceso gratuito todos los afiliados a Fonasa e Isapres. De hecho es tan importante la prevención que este año, 2015, el Instituto Nacional del Cáncer conmemoró el mes del cáncer de mamas haciendo énfasis en la realización de mamografías a partir de los 40 años de edad.